Posts etiquetados ‘IVA comunidades regantes’

images

Una parte importante de la Comunidades de Regantes han llevado a cabo en los últimos 25 años un proceso de modernización para mejorar la rentabilidad de las explotaciones y ahorrar agua. En poco o nada se parecen las Comunidades de los años 70 que regaban a pie con las Comunidades que hoy en día están utilizando riego a presión por aspersión o goteo. El telecontrol, los SCADA para el control de los bombeos son equipos propios de sistemas industriales adaptados a los regadíos.

De hace también, casi, 25 años es la ley por la que no se pueden deducir el IVA las Comunidades de Regantes. Y la comparación en el tiempo viene al caso por que la Ley 37 quizás tenía una imagen de Comunidad de Regantes muy diferente a la de la realidad actual. En aquellos tiempos un regador encargándose de distribuir el agua por las acequias y canales era todo lo que se necesitaba y, por tanto, no deducir el IVA daba absolutamente lo mismo.

En la jornada organizada por el sindicato agrario UAGA en Sodeto (Huesca), dentro de la semana agraria de los Monegros, hubo una ponencia muy interesante dedicada a los aspectos del IVA aplicables a las Comunidades de Regantes en la que se trató de forma meticulosa por David Gómez Aragón, coordinador de la Sección del IVA de AEDAF.

El texto de este artículo no pretende transcribir lo que David nos contó en la ponencia sino, a partir de algunas de sus ideas y otra información recopilada, hacer unas reflexiones respecto a la situación de las Comunidades de Regantes y la no deducción del IVA.

La no deducción del IVA por las Comunidades de Regantes se regula por el artículo 7.11 de la Ley 37/1992 en el que se prescribe que las operaciones realizadas por dichas entidades en el ejercicio de la ordenación y distribución de las aguas no se hallan sujetas al Impuesto del Valor Añadido. Ello provoca que la Comunidad sea consumidor final y tenga que repercutir el impuesto en las derramas como un gasto más. Los partícipes que se hallan sujetos al régimen general del IVA no se pueden deducir las cuotas del impuesto.

Según el artículo 4 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, están sujetas a dicho Impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas por empresarios o profesionales en el ejercicio de su actividad empresarial o profesional. De acuerdo a varias sentencias parece que las Comunidades de Regantes  se consideran  empresario o profesional en la medida en que en la ordenación y aprovechamiento de agua supone una actividad empresarial en los términos dispuestos en la Ley del Impuesto.

A partir de aquí nos encontramos con contestaciones a consultas vinculantes y sentencias que matizan la deducción o no deducción del IVA por las Comunidades de Regantes, según se detalla en el informe  de la   Federación Nacional de Comunidades  de Regantes de España (FENACORE) en el XXI Curso para Comunidades de Regantes:  Obligaciones contables y fiscales  de las comunidades de regantes (realizado a finales del año pasado). Este informe finaliza con el siguiente resumen:

” hay que entender que la exención del IVA se basa en un precepto siempre sujeto a interpretaciones (la ordenación y aprovechamiento de las aguas) …, pero que puede ser restrictivamente entendido en el caso de cualquier operación distinta de las habituales.

Es decir, existe un resquicio legal en el caso de realizar operaciones distintas de las habituales. 

Por otro lado, la inquietud de las Comunidades de Regantes les ha llevado a realizar Consultas ante la Dirección General de Tributación para aclarar la situación y ante la Consulta DGT V3060-13, de 11 de octubre de 2.013  el órgano consultivo respondió indicando, en primer lugar, que si bien las operaciones realizadas por las Comunidades de Regantes para la ordenación y el aprovechamiento de las aguas no están sujetas al Impuesto, dicha interpretación debe ser revisada a consecuencia de los distintos pronunciamientos efectuados por el Tribunal Supremo.

Así cita, entre otras, la sentencia de 22 nov. 2012, que indica que las operaciones realizadas por las comunidades de regantes consistentes en la distribución de agua NO se incluyen en el supuesto de no sujeción del artículo 7.11º de la Ley 37/1992 (LA LEY 3625/1992), y ello porque si es posible adquirir, desalinizar y distribuir agua a título oneroso, el IVA debe ser neutral respecto del trato que dispensa a todos los sujetos que hayan realizado esas actividades.

Además, el supuesto de no sujeción del artículo 7.11º debe considerarse un supuesto puntual y específico del que quedan excluidas las operaciones consistentes en la distribución-comercialización de agua a título oneroso, que estarán, en todo caso, sujetas al Impuesto.

Según lo anterior nos encontramos con numerosas situaciones en las que se podría aplicar el mismo concepto de distibución y comercialización de agua a título oneroso similar a la desalinización. Un tratamiento de prevención al mejillón cebra o la propia presurización de las redes son operaciones que deberían llevar asociado la deducción del IVA.

Así que, sí se puede hacer algo para modificar la situación actual y seguramente también en el caso de la ejecución de las obras de nuevos regadíos, pero eso lo dejamos para más adelante. Eso sí, en mi opinión la unión hace la fuerza y si desde las Comunidades Generales de Riego y/o sindicatos agrarios se traslada esta inquietud quizás se obtuviera una respuesta más rápida y aliviaría las cuentas de los regantes agricultores.

Aquí teneis algunas consultas y sus respuestas a la Dirección General Tributaria.