Posts etiquetados ‘huella hidrica’

reduce-your-water-footprint.jpg

En la última entrada expliqué las diferencias entre las huella hídricas verde, azul y gris. En este artículo vamos a profundizar en como calcular las huellas hídricas verde y azul, a partir del texto de Roberto rodríguez Casado “La huella hidrológica de la agricultura española”.

Podemos decir que la huella verde se refiere al consumo de agua de lluvia por los cultivos, es decir la lluvia efectiva. En el caso de cultivos de secano sería el agua que el cultivo ha utilizado para su desarrollo vegetativo. En este caso toda la huella hídrica sería huella verde.

En el caso de cultivo de regadío tendríamos que considerar una parte de huella verde y el resto de las necesidades de agua del cultivo se aportarán con el sistema de riego, que será la huella azul.

Siempre tendremos que tener en cuenta que las necesidades de agua que se consideran para el cálculo de la huella azul son las necesidades netas y no las brutas. Las eficiencias de riego no se tienen en cuenta. Esto es debido al concepto de huella hídrica que contempla la cantidad de agua de la que nos “apropiamos” a la naturaleza. La diferencia de volumen de agua entre las necesidades netas y las brutas se considera que vuelven a la naturaleza, acuiferos o ríos, y por tanto no nos la “apropiamos”.

Para el cálculo de la precipitación efectiva, la huella verde, tenemos varios métodos de cálculo:

FAO
• Pe = 0.6 Pt –10 para Pt < 75 mm (Pt mensual)
• Pe = 0.8 Pt – 25 para Pt > 75 mm (Pt mensual)

USDA SCS (P)

• Pe = Pt (125–0,2 Pt/125) para Pt < 250 mm
• Pe = 125 + 0,1 Pt para Pt > 250 mm

USDA SCS (P, ET)

Captura.JPG

Para el cálculo de la huella hídrica azul necesitamos conocer las necesidades hídricas netas de cada cultivo. Para ello nos podemos basar en los datos que ofrecen las Oficinas del Regante. En Aragón las recomendaciones de riego se basan en el cálculo de las ETc según la ecuación de Penman-Monteith. Para su cálculo se multiplica la evapotranspiración
de referencia (ETo) por el coeficiente del cultivo (kc).

De esta manera podemos cálcular la huella hídrica (verde y azul) de una zona agrícola. Para una regíon (Aragón, España,…) se debe incluir el agua virtual exportada en los productos producidos en la zona pero luego consumidos fuera de la zona de estudio. De forma similar se tendrá en cuenta el agua virtual importada.

El índice de la huella hídrica es cada vez más utilizado y, por ejemplo, aparecen en la revisión de los Planes Hidrológicos de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Occidental, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Júcar, y de la parte española de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana y Ebro, según el BOE del martes 19 de enero de 2016.

captura

Creada en 2002 por Arjen Hoekstra, la huella hídrica es una de las huellas ambientales que ayudan a entender cómo nuestras decisiones de producción en la agricultura (y consumo) están afectando los recursos naturales. A medida que crece la población y el nivel de vida aumenta para muchas personas, la huella hídrica nos dice cuánta agua se utiliza todos los días en todas nuestras actividades, como por ejemplo para la producción de nuestra comida, e indica la presión que se ejerce sobre nuestros recursos de agua dulce.

La huella hídrica mide la cantidad de agua utilizada para producir cada uno de los bienes y servicios que utilizamos. Puede ser medido por un solo proceso, tales como el cultivo de arroz, para un producto tal como un par de pantalones vaqueros, para el combustible que ponemos en nuestro coche o para toda una compañía multinacional. La huella de agua también puede decirnos cuánta agua se consume por un país en particular – o global – en una cuenca específica río o de un acuífero.

De acuerdo con la Water Footprint Network la huella de agua nos permite responder a una amplia gama de preguntas para organizaciones, gobiernos e individuos. Por ejemplo si podemos hacer algo para reducir nuestra propia huella de agua y ayudar a gestionar el agua en el regadío.

La huella hídrica se puede medir en metros cúbicos por tonelada de producción, por hectárea de tierra de cultivo, por unidad de moneda y en otras unidades funcionales. La huella de agua nos ayuda a comprender con qué fines  se están consumiendo y/o contaminado los recursos limitados de agua dulce.

La huella hídrica tiene tres componentes: verde, azul y gris. Juntos, estos componentes proporcionan una imagen completa del uso del agua trazando  la fuente de agua consumida, ya sea como la lluvia / humedad del suelo o superficie / aguas subterráneas, y el volumen de agua dulce necesaria para la asimilación de contaminantes.

descripción

Huella hídrica verde es el agua de lluvia que se almacena en la zona radicular del suelo, evaporada, transpirada o incorporada por las plantas. Es particularmente relevante para los productos agrícolas, hortícolas y forestales. Para cuantificar la Huella Hídrica verde se hace necesario contar con información climática diaria que permita hacer seguimiento a los niveles de precipitación y del agua evapotranspirada.

descripciónHuella hídrica azul es agua que ha sido aportada a partir de recursos superficiales o del subsuelo y que se ha evaporado, incorporada a un producto o trasvasada, o devuelta en otro momento. La agricultura de regadío, la industria y el uso doméstico del agua pueden tener cada uno una huella de agua azul. Para cuantificar la Huella Hídrica azul se hace necesario instalar aforadores o contadores de caudal que permitan cuantificar el agua proveniente de una fuente superficial o subterránea.

descripciónHuella hídrica gris es la cantidad de agua dulce necesaria para asimilar los contaminantes con objeto de cumplir las normas específicas de calidad del agua. La huella hídrica gris considera contaminación puntual de un recurso de agua dulce directamente a través de un tubo o indirectamente a través de la escorrentía o lixiviación del suelo, las superficies impermeables, o de otras fuentes difusas. Para cuantificar la Huella Hídrica gris se hacen monitores continuos a la calidad del agua que ingresa y sale del sistema evaluado los principales contaminantes productos de la fertilización.

El propósito de la huella hídrica verde es medir la apropiación del ser humano del flujo de evaporación, al igual que la huella hídrica azul / gris tiene como objetivo medir la apropiación del ser humano de la corriente de agua.

La huella hídrica verde mide la parte del agua de lluvia evaporada que ha sido apropiado por el ser humano y por lo tanto no está disponible para la naturaleza. Por tanto, la huella hídrica expresa el coste de un cultivo en términos de su uso total de agua.

Todos los textos tomados de http://waterfootprint.org/en/