Archivos de la categoría ‘REDES DE RIEGO’

fiabilidad redes de riego

Como continuación del anterior post, voy a plantear unas premisas para aumentar la fiabilidad de las redes de riego en grandes sectores de riego. Para Comunidades de Regantes más pequeñas algunas de las ideas expuestas también serán aplicables pero otras, en mi opinión, serán demasiado costosas. Por tanto los gestores de estas últimas deberían seleccionar y priorizar entre los diferentes parámetros planteados

La fiabilidad de las redes de distribución y la continuidad del suministro a los regantes se puede incrementar si se actúa sobre la reducción de la frecuencia de interrupciones y la reducción del tiempo de afectación.

La reducción de la frecuencia de las interrupciones se puede conseguir incrementando la calidad de sus componentes.

Las medidas a tomar en las instalaciones pueden ser las siguientes:

  • Mantenimiento preventivo de redes.
  • Reposición preventiva de componentes que hayan alcanzado su vida útil.
  • Vigilancia y control de las instalaciones: número de guardas destinados a tal misión, medios con los que cuenta, telecontrol, etc.

La reducción del tiempo de afectación puede conseguirse sobre la base de un adecuado seguimiento y de una sistematización de las averías, pudiendo actuar sobre los siguientes aspectos:

  • Monitorización y telecontrol de válvulas de seccionamiento.
  • Sistema de diagnóstico del fallo y de la mejor solución.
  • Acopio de materiales necesarios en la reparación de averías habituales.
  • Equipo especializado de actuaciones rápidas.

La reducción de la frecuencia de las interrupciones es la mejor forma de mantener la continuidad del servicio.

Todo lo comentado en el post anterior y que hacían referencia al control del agua suministrada es válido para mejorar la fiabilidad.

Debemos tener en cuenta que las averías más frecuentes en redes de distribución primarias y secundarias son:

  • Roturas en tubería de PVC orientado o PRFV por defecto de fabricación.
  • Exceso de presión en algunas redes que han provocada problemas en el funcionamiento de los hidrantes afectados: mal funcionamiento de las membranas de los pilotos regulador y limitador, problemas en los solenoides.
  • Corrosión de la tornillería en los terrenos agresivos.
  • Problemas en los variadores de frecuencia de los bombeos, ocasionados por sobretensiones durante las tormentas.
  • Problemas con la electrónica, las baterías, la comunicación y el servidor (por falta de capacidad) del telecontrol.
  • Obstrucciones en los hidrantes y rotura de paletas por las piedras que suele haber en el interior de la tubería en los primeros meses de funcionamiento , que han entrado en el proceso de montaje y que son difíciles de sacar por las válvulas de desagües.

Según el tipo de avería o deficiencia nos podemos ver obligados a una interrupción del riego en la zona afectada y a su reparación inmediatao nos permiten retrasar las reparaciones a periodos con menos afecciones a los regantes, a los periodos de mantenimiento programado o admiten reparaciones sin interrupción de servicio (avería de una bomba, con posibilidad de utilizar otra similar; hidrantes sin riego).

Los fallos o avería que pueden obligar a la interrupción del servicio son:

  • Rotura explosiva de la tubería o separación de los tubos por la unión.
  • Interrupción del servicio eléctrico por avería dentro de la estación de bombeo.
  • Avería en las estaciones de bombeo si solamente disponemos de un equipo.
  • Rotura de la teja de una válvula de desagüe (improbable).
  • Oxidación de las piezas especiales de calderería y de la tornillería

 

Cualquier otro tipo de fallo puede retrasase sin afectar al servicio aunque suponga una pérdida de agua (siempre que no sea excesiva) o incremento del coste energético.

Una vez identificadas las principales causas que afectan a la fiabilidad de las redes de riego, en el siguiente artículo propondré las soluciones para minimizar su afección.

Un saludo y feliz semana !

Jesús.

7-5-2014 12.5.18 1

Voy a tratar en una serie de post la explotación de instalaciones de regadío, diferentes maneras de gestionar la explotación, el ejemplo del modelo de Participación Público Privada (PPP) y algunas recomendaciones para tener en cuenta en el momento de la redacción del proyecto y ejecución de la obra.

Uno de los objetivos de las obras desarrolladas dentro del marco de la PPP es garantizar una adecuada calidad técnica en la explotación.

Mi opinión es que la calidad en la explotación es uno de los aspectos clave en las redes de regadío y que normalmente se ha llevado  a cabo bajo mínimos por falta de personal cualificado y experimentado y por la ausencia de un mínimo presupuesto, en muchos casos como consecuencia de la ausencia de un mínimo análisis que permita confrontar el coste del mantenimiento con los beneficios que lleva asociados.

La deficiente explotación afecta especialmente al telecontrol y elementos electromecánicos, válvulas,…

La falta de información hace suponer que el rendimiento es el adecuado o al menos suficiente.

Tenemos en el otro extremo el caso de la explotación controlada por una Oficina Técnica y con Parámetros a controlar ya expuestos en el momento de la licitación de la obra, en el caso de la ampliación de la Zona Regable del Canal de Navarra son:

K1: Coeficiente anual de eficiencia técnica y de gestión del agua.

k2: Coeficiente mensual de eficiencia en la continuidad del suministro.

k3: Coeficiente mensual de servicio de presiones.

K4: Coeficiente anual de instalaciones electromecánicas.

K5: Coeficiente anual de atención al cliente.

(El carácter anual de los coeficientes se significa con la letra K mayúscula, y el carácter mensual con la letra k en minúscula)

El control del agua suministrada se realiza por medio del primero de los coeficientes K1 que a su vez se ha subdividido en varios subcoeficientes:

K1t (técnico):

Anualmente se cuantifican las pérdidas físicas de agua debidas a averías imprevistas (PI) en los ramales de gran diámetro que normalmente se conoce por distribución “en alta”. El concesionario-adjudicatario  estará obligado a que estas sean las mínimas posibles pues está obligado a hacer frente a un coste asociado al volumen de agua perdido por averías.

K1g (de gestión):

Representa hasta qué punto se registra de forma precisa el volumen suministrado anualmente. Depende en gran medida del grado de mantenimiento del parque de caudalímetros y contadores.

Dentro de este grupo distinguiremos, de nuevo, dos (2) subcoeficientes:

– K1ga (de grandes ramales): controla la precisión de la medición del volumen suministrado “en alta”. Para ello se comparará anualmente el volumen medido por el caudalímetro instalado al comienzo del ramal y una vez descontadas las pérdidas del ramal, con la agregación de los caudalímetros de las zonas abastecidas por cada ramal.

– K1gb (de redes de distribución): controla la precisión de la medición de caudales en las redes de distribución a cargo del Concesionario. Para ello se comparará anualmente el volumen medido por el caudalímetro general de cabecera de sector o zona, una vez descontadas las pérdidas de la red, con la agregación de los volúmenes individuales registrados en los contadores de los hidrantes.

Una vez obtenidos los subcoeficientes (K1ga y K1gb) se calculará el coeficiente K1g, del sector o zona, como producto de ambos subcoeficientes. En la figura que aparece al principio del post se aprecia como el coeficiente disminuye conforme la diferencia de lecturas “en alta” o en redes de distribución aumenta.  Por tanto se hace necesario implementar una serie de medidas en proyecto y obra para evitar los siguientes problemas:

Valvulería y piezas especiales:

  • Oxidación de los tornillos y las piezas de calderería.
  • Bloqueo de los flotadores de las ventosas por suciedad.
  • Rotura de las clapetas.
  • Roturas de los hidrantes (cuerpo, microtubo, pilotos) por hielo si no se vacían o se protegen en invierno.

Tubería de PVC (roturas explosivas)

  • Tuberías defectuosas.
  • Instalación incorrecta con un mal asiento y relleno con material no seleccionado que golpea la tubería. La tubería de PVC, que es bastante frágil, se debe asentar sobre una cama de material seleccionado y la primera capa de tapado se debe hacer manualmente con material seleccionado procedente de la propia excavación. Si la tubería se golpea con piedras pueden ocasionar microfisuras que con el tiempo y la presión pueden provocar la rotura del tubo.
  • Separación de los tubos: si no se anclan debidamente las curvas y las tes de derivación, al desplazarse el anclaje por las fuerzas ejercidas por la presión interna de la tubería se separan.
  • Las sobrepresiones provocadas por transitorios ocasionados por cierre rápido de las válvulas y las ventosas.
  • Sobrepresiones sobrevenidas por el mal funcionamiento de las válvulas reguladoras.
  • Sobrepresiones provocadas por acumulación de aire.

En este tipo de tubería puede haber fugas en las juntas si están mal montadas o son defectuosas.

Tubería helicosoldada:

  • Tubería defectuosa.
  • Poros en las soldaduras defectuosas.
  • Poros por corrosión. Los terrenos de alta capacidad corrosiva y las corrientes vagabundas pueden corroer el tubo. Si se realiza un mal enterrado de la tubería se puede dañar la capa de protección externa facilitando la corrosión del tubo.
  • Al ser tubería de poco espesor es conveniente situar abductores de aire, ventosas y purgadores capaces de introducir y sacar el aire de la red correctamente.
  • En principio, es una tubería que puede soportar las sobrepresiones por transitorios.

En los siguientes post analizaremos el resto de coeficientes que nos pueden ayudar a llevar un adecuado control de las infraestructuras de regadío.

Un saludo.

Jesús.

PRIVADO PUBLICO

La semana pasada se procedió por parte de la sociedad pública Instituto Navarro de Tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias (Intia) a la adjudicación de la ampliación de la zona regable del Canal de Navarra. La 1ª fase contaba con 22.363 Ha (contratada por el mismo sistema en 2.006) y la ampliación son 15.275 ha.

Es un buen ejemplo de la aplicación del modelo de Participación Pública Privada (P.P.P) a las obras de creación de regadíos y está dando buenos resultados. A finales de 2.012 el 80 % de la superficie estaba transformada en riego por aspersión. También es cierto que la administración navarra favorece el rápido equipamiento de las parcelas por su sistema de ayudas puesto que sólo subvenciona los primeros años después de la puesta en regadío.

En el modelo P.P.P el mecanismo retributivo transmite el riesgo al sector privado y maximiza el recurso a deuda bancaria garantizando la máxima eficiencia presupuestaria. Es la concesionaria quien asume el riesgo.

El objetivo de la aplicación del modelo es diferir el pago de las infraestructuras a lo largo de 30 años de explotación.

De forma esquemática se pueden destacar los principales trabajos previos hasta la licitación de las obras:
– Redacción de anteproyecto constructivo con una primera definición de las obras y presupuesto que sirve de base para la licitación.

– Tramitación de la Declaración de Impacto Ambiental (D.I.A) favorable.
– Proyecto concesional de aguas.
– Redacción Estudio de viabilidad.
– Contraste de mercado (financiación y constructoras).
– Aprobación del presupuesto plurianual cánones de la concesión.
– Cumplimiento criterios SEC95 para la no consolidación de la concesión en el Balance de la Administración Foral.
– Análisis de riesgos y estructura de la concesión.
– Redacción de pliegos PCAP y PCEX y fijación de criterios de retribución y penalización.
– Aprobación por la Asamblea de la CGRCN del inicio de los trámites.

La retribución al concesionario se realiza de la siguiente manera:
Durante el proceso de ejecución de las obras, por cada sector terminado se emite la correspondiente certificación y las comunidades de regantes hacen frente, a través de la Sociedad Concedente, al importe correspondiente al quince por ciento (15%) del importe de las obras relativas a la infraestructura hidráulica de distribución.

El resto de la inversión se recupera por parte del concesionario una vez puesta en marcha las instalaciones, en función del volumen de agua consumido y de una serie de parámetros de calidad.

En el caso de la ampliación de la ampliación del regadío de la primera fase del Canal de Navarra, el mecanismo de retribución de la Sociedad Concesionaria se basará en un componente único de retribución (RuT) de acuerdo a parámetros objetivos de calidad de gestión de la obra pública y correcta gestión del agua para el riego, desglosado a su vez en tres subcomponentes de cobro: (i) el Canon de Calidad y Gestión de la Infraestructura (CCGI), ii) el Canon de Volumen de Agua (CVA), y (iii) el Canon de Explotación (CE).

– Canon de Calidad y Gestión de la Infraestructura (“CCGI”): vinculado con la puesta a disposición de las CCRR de la obra pública para su uso, en las adecuadas condiciones técnicas y de servicio.
– Canon de Volumen de Agua (”CVA”): es el producto de la tarifa de consumo (i.e. tarifa por m3 consumido por las CCRR) por el total de m3 de agua efectivamente consumidos por las CCRR y medidos en baja (i.e. medidos en los hidrantes de las unidades de riego) o en contador general, según el caso.
– Canon de Explotación (“CE”): a percibir por la Sociedad Concesionaria directamente de las CCRR, como abono anual de los gastos de explotación de la obra pública.

Como ya indicaba en el último post “optimización de los equipos de bombeo”  tradicionalmente se han dimensionado los equipos de bombeo a partir de las necesidades de caudal y presión para una situación o escenario determinados. Por un lado,  el caudal punta de la red a la demanda, cuando cada regante gestiona libremente el tiempo de riego de su hidrante, se suele calcular por medio de la metodología de los caudales de Clement , a partir de las necesidades de agua de la alternativa de cultivos, entre otras consideraciones.

La presión que debe suministrar el sistema es la que el proyectista considere suficiente para que la totalidad de los hidrantes o un porcentaje elevado de los mismos dispongan de la presión de consigna o superior.

Sin embargo, la aparición de aplicaciones informáticas permite optimizar el dimensionado de las estaciones de bombeo y de las redes de riego. Ya sea por medio de hojas Excel (sólo para redes de riego sencillas y con pocos hidrantes) o software específico como es GESTAR los procedimientos de optimización determinan el mínimo coste total anual del sistema,  entendiendo dicho total como la suma del coste de amortización de la inversión y el coste de explotación, simplificando este último normalmente al coste energético.

En este proceso, al aumentar la altura disponible en cabecera, Hd, para el caudal de diseño Qd, existe una relación inversa entre el coste energético (creciente) y el coste de las conducciones de la red (decreciente), como se ilustra en la Figura 1. (Curva del coste anual total del sistema en función de la altura piezométrica disponible en cabecera, Hd , suma de los costes de amortización anual de las tuberías instaladas (CAT) y el coste de la energía (CE) necesaria al año). En el conjunto del coste energético, el término de energía (producto de la energía consumida (kWh) por el precio medio (€/kwh)) es el de mayor peso en las facturas eléctricas anuales según el sistema de tarificación vigente.

La curva de amortización de los materiales nos lleva a valores decrecientes conforme los diámetros de las tuberías son menores.  Todo lo contrario de lo que ocurre con la energía que debe suministrar el sistema para alcanzar la  presión de consigna por medio de una red de tuberías con diámetros menores  (y por tanto más económica).

Así pues, se trata de encontrar el mínimo punto de la curva de amortización de los materiales y de los costes energéticos.

Total annual cost vs available head pressure

Como sugiere la Figura, para una misma curva de coste de amortización de las tuberías (CAT) en función de la altura nominal de disponible en cabecera (Hd), las distintas evaluaciones que se puedan realizar de los costes energéticos anuales (CE1, CE2) en función de diferentes metodologías o tarifas aplicadas, conducen a distintos “diseños óptimos” (Hd1 , Hd2 ). Por tanto la cuantificación realista de los costes energéticos es de interés desde las primeras etapas del proyecto.

Según los últimos datos facilitados por la Oficina del regante de Aragón la modificación de los precios de las tarifas eléctricas va a suponer desde el mes de agosto de 2.013, un aumento entre el 10 y el 30% para la mayoría de comunidades de regantes. Por lo tanto conviene ser prudente a la hora de estimar los costes anuales del sistema y de su impacto en la decisión del punto de mínimo coste anual.

Para la optimización de los equipos de bombeo en regadíos conviene recordar que  la necesidad de altura en cabecera no es constante en el tiempo para una red de riego a la demanda. Debemos cambiar el caudal de cabecera de la red calculado por Clement por una nube de puntos que representan diferentes relaciones caudal y presión en cabecera.

He recogido de la publicación “mejoras en la predicción de costes de energía” presentada en el Congreso Nacional de Regadíos (España) por el equipo de investigación de GESTAR, la siguiente figura:

head pressure heights required vs flow

En la cual se ilustra para una red de riego real la nube de alturas requeridas en cabecera, remarcándose la altura máxima y mínima. Para cada caudal tenemos un amplio rango de presiones requeridas que el sistema debe ser capaz de suministrar si bien debemos de ser capaces de discriminar los valores que no van a ser representativos. Por medio de herramientas específicas podemos generar miles de escenarios aleatorios que nos ayudaran a discriminar las situaciones “excepcionales” y podemos ajustar la potencia de la estación.

La buena noticia es que disponemos de herramientas para modelar de manera muy sencilla, a la par que rigurosa, el comportamiento completo de una estación de bombeo  directo con cualquier tipo de regulación siguiendo una curva de consigna mediante una, o varias, bombas de velocidad variable (o bien siguiendo la curva neta de altura de impulsión de la asociación en paralelo, si todos los grupos son de velocidad fija). Para ello, basta con interpretar el conjunto de la estación de bombeo  como una Bomba Virtual cuyas curvas Altura de Elevación y Potencia Absorbida (o Rendimiento) vs Caudal Neto sean precisamente las Curvas de Operación de la estación de bombeo, es decir la Curva de Consigna impuesta a la EB, y la de Potencia Absorbida Total en función de Caudal Neto, para la composición y tipo de regulación empleada.

Es conveniente que el modelo de simulación permita configurar y comparar ágil y flexiblemente cualquier diseño de estación de bombeo, ofreciendo la opción de composiciones

con números arbitrarios de bombas de RPM constantes (BVF) y de RPM variables (BVV), de igual o diferente tamaño, pudiendo considerar, en el caso de que haya varias BVV, la actuación

de los variadores de forma secuencial (una BVV regulando la presión en cada momento) o simultáneamente (dos BVV regulando simultáneamente con la misma velocidad de giro), ya

que, como ilustra la Figura 13, los resultados en términos de rendimiento, potencia consumida, etc puede diferir notoriamente de unas opciones a otras.

Performance vs Flow

FIGURA 13. Curvas de rendimiento total obtenidas para una Estación de Bombeo según el diseño inicial y mejoras modificando los parámetros de regulación

Regulacion estacion bombeo

El procedimiento más habitual para dimensionar una estación de bombeo para una obra de regadío es el siguiente:

Determinar el caudal punta para la situación más desfavorable que coicide con el mes de máximas necesidades hídricas  de los cultivos.

Determinar el punto más desfavorable respecto a las necesidades de presión, suele ser el punto más lejano de la estación de bombeo, el más elevado o las dos cosas a la vez.

Buscar los equipos motobomba que nos dan un buen resultado en cuanto a rendimiento para la situación combinada de máximo caudal y máxima presión, eso sí, fraccionándolos para poder trabajar de  forma escalonada en función de la demanda.

Y para acabar, calcular la potencia entrando en la fórmula

2-7-2013 8.7.3 2

Sin embargo esta no es la solución más eficiente.

En primer lugar, aun estando el sistema funcionando para el 100 % de la superficie, las demandas cambian para diferentes meses, en función de los cultivos y de sus necesidades. El sistema, diseñado para la situación más desfavorable,  va a estar funcionando en un régimen para el que no lo hemos diseñado y con un rendimiento inferior al previsto (y mayores costes energéticos).

El bombeo tiene que adaptarse y ser flexible a la demanda.  Y no sólo eso, un buen diseño además supone que tiene que funcionar al máximo rendimiento en todos los casos.

Resulta que el escenario en el que aparece el caudal punta para el que hemos diseñado la estación va aparecer sólo unos días a lo largo del año.

Además el sistema no entra en funcionamiento al 100 % desde el primer día. La superficie puede ser transformada a lo largo de varios años. Otra vez nos encontramos que el punto de funcionamiento óptimo no va a ser el mismo y esto puede ocurrir durante años.

Por ejemplo, en  estos años nos encontramos que el ritmo de modernización de las parcelas se ha ralentizado pues ha aumentado el número de solicitudes para las ayudas oficiales para la mejora de las explotaciones y la administración (al menos en la Comunidad de Aragón) está dilatando la aprobación de estas ayudas.

Así pues es de fundamental importancia calcular la curva de demanda (o de consigna)  y posteriormente elegir la curva de los equipos de bombeo y de la estación en su conjunto que se adapte a la curva de demanda con el mejor rendimiento.

Otras pautas de optimización de los bombeos pasan por organizar los turnos de bombeo para conseguir alturas homogéneas y funcionamiento optimizado en las franjas de tarifa más económica.

Otro aspecto fundamental que se debe de tener muy en cuenta es el mantenimiento adecuado de los equipos de bombeo con sus correspondientes protocolos y la figura del personal de mantenimiento es fundamental.

Una vez que las instalaciones de bombeo ya están ejecutadas y en funcionamiento es también muy recomendable la realización de auditorías energéticas y de funcionamiento de los equipos. Estas auditorías permiten identificar mejoras en la gestión y en los equipos que pueden llevar asociadas importantes ahorros económicos.

Nota: la imagen de cabecera está tomada de la presentación de las Jornadas Técnicas impartidas por el grupo GESTAR en la EUPSH en junio de 2.013

Boletin eficiencia energeticaLa Oficina del Regante de Aragón en su misión de  mejorar la formación de regantes,  gestores de comunidades de regantes, ingenieros y demás personal vinculado al mundo del riego publica este mes el número 29 de su boletín. En este último número del boletín de la Oficina del Regante de Aragón, presenta dos artículos centrados en la eficiencia energética.  Por un lado trata la gestión de la energía y por otro desarrolla la interesante experiencia, llevada a cabo por la misma Oficina del Regante, en riego por goteo en cultivos extensivos, concretamente en la finca experimental de La Alfranca en Zaragoza. En este segundo caso entiendo el ahorro en energía como consecuencia del ahorro en el volumen de agua aportado y por tanto disminución de consumo energético en los bombeos.

En los números anteriores 23 (eficiencia del riego en el uso del agua) ó 26 (variadores de velocidad y eficiencia energética) el boletín ya dedicó sus páginas al cada vez más importante tema de  la eficiencia energética.

También en el número 24 describía en otro artículo la red de estaciones meteorológicas que la Oficina gestiona. La red de estaciones metereológicas persigue una gestión óptima del agua de riego,  por lo que también tiene una incidencia directa sobre la eficiencia energética, pues muchos regadíos se gestionan mediante bombeos.

El primero de los artículos de este último número es una compilación de los post que han ido apareciendo en este blog tocando los temas de eficiencia energética (o ahorro energético) en todos los procesos como uno de los aspectos más importantes para conseguir explotaciones viables y rentables.

Los costes de explotación dependientes de la energía han  ido aumentando de manera constante durante los últimos años.  Por otro lado, el mercado eléctrico también ha sido objeto de cambios normativos que afectan a la contratación, por un lado, y al dimensionado y gestión de las instalaciones.

Conviene establecer objetivos respecto al consumo de energía y hacer un seguimiento de estos objetivos, así como analizar costes energéticos comprobando la facturación respecto a los objetivos establecidos y que no hay errores en la facturación, excesos de potencia,  energía reactiva,…

Una vez que tenemos todos nuestros procesos analizados de forma pormenorizada y optimizados es el momento de pasar a estudiar la posibilidad de aprovechar los equipos electrónicos para conseguir ahorro energético: variadores de velocidad, baterías de condensadores,… En este caso cabe la posibilidad de acogerse a ayudas y subvenciones relacionadas con el Ahorro y Eficiencia  energética.

Agradezco  a la Oficina del Regante la difusión de los contenidos publicados en el blog y les felicito por el trabajo de formación en el sector del regadío que están desarrollando.

Después de escribir sobre bynse y gestar en el post anterior nos quedan  tres aplicaciones para gestionar explotaciones de regadío,  Se trata de ECH2OSYSTEM, iRiego/SEGAR y la navegación por satélite RTK.

ECH2OSYSTEM  es una solución integrada que proporciona recomendaciones de riego en tiempo real, basadas en la monitorización de la humedad del suelo y la evaluación de los datos obtenidos.  El objetivo final  es un Riego Eficiente y Sostenible, que maximice la rentabilidad de la explotación al optimizar el uso de agua, energía y fertilizantes y la dosis y frecuencia de riego a nivel de parcela, para el máximo aprovechamiento por la planta y mínimas pérdidas por percolación y/o escorrentía, entre otros.

El sistema consiste en un punto de Control, que es la unidad básica para la monitorización de la humedad del suelo, compuesto por sondas de humedad, dataloggers (para el almacenamiento de datos, transferibles fácilmente a un ordenador / PDA con frecuencias de registro de hasta 1 minuto) y software que transforma  los registros almacenados en el datalogger en datos y gráficas fácilmente interpretables.

El Punto de Control es instalable en cualquier punto de la finca, no interfiere en otros sistemas de monitoreo existentes. La información se descarga directamente en el ordenador, sin necesidad de desplazarnos al campo (vía Internet, radio, telefonía móvil).

También se puede ampliar la red de sensores con una serie de sensores auxiliares compatibles con la tecnología ECH2O: medidores de Tª y HR, Tª del suelo, radiación solar, pluviómetros, anemómetros, así como caudalímetros y transductores de presión.

iRiego/SEGAR (Sistema eficiente de gestión del agua de regadío) proporciona todas las herramientas necesarias para gestionar una Comunidad de Regantes.

Su objetivo es ahorrar agua (y por tanto energía en el caso de que se necesiten impulsiones) organizando los riegos teniendo en cuenta que una de las principales decisiones del regadío es como realizar la organización de los riegos. Esta decisión marcará la forma de operar de toda la campaña de riego, los comportamientos a seguir por los regantes y los ahorros energéticos pretendidos.

SEGAR dispone de distintas opciones de organización de riegos:

Riego por petición, todos los riegos serán programados a partir de solicitudes de riego por parte de los regantes en función de sus necesidades. El sistema ubica los riegos en los mejores momentos en función de la carga de la red de riego y de los periodos horarios de coste de energía.

Este modelo de organización de riegos es el más eficiente tanto energéticamente como en ahorro de agua ya que en función de las peticiones se optimiza el funcionamiento de las estaciones de bombeo.

Riego por vez, Se programan unos turnos para cada parcela donde el agricultor puede solicitar el riego. Se trata de un turno donde poder realizar las peticiones y donde la decisión de hacerlo o no está de parte del regante.

Riego por turnos, a principio de campaña se realiza una división por turnos de manera que a cada parcela se le asigna un turno donde pueda realizar el riego. El sistema genera las aperturas y cierres de cada uno de los turnos y el riego se realizará automáticamente en su turno. Este modelo no es tan eficiente energéticamente ni ahorra agua debido a que no tiene en cuenta inclemencias de tiempo y puede que haya riegos que no se lleven a cabo o riegos que se ejecuten sin ser necesario.

Destacaría la opción de simulaciones de diferentes situaciones de riego, con objeto de obtener una previsión de consumos eléctricos. Antes de dar por definitiva una situación de riegos una simulación de la situación permite evaluar los costes eléctricos así como las situaciones de presión y caudal para conseguir dar ese riego en las mejores condiciones de presión-caudal y al precio más económico. Esto permite maximizar los ahorros y tomar decisiones de modificación de escenarios por otro más aconsejable

Terminamos con una aplicación de la que ya hablamos en otros posts Riego por goteo en cultivos extensivos (2ª parte) y   “Navegación por satélite RTK. La precisión sostenible y rentable” que empieza a utilizarse para compaginar labores culturales con el mantenimiento de los ramales portagoteros y evitar así las labores de extendido y recogida de laterales portagoteros.

La maquinaria equipada con GPS y tecnología RTK de alta precisión permite compaginar las labores con la preservación de los ramales de goteo y puede llegar a permitir la realización de labores agrícolas sin necesidad de retirar y extender los ramales. Además la agricultura de precisión lleva asociados ahorros de combustible, insumos y minimiza el efecto de compactación del perfil del suelo.

Seguramente podemos añadir otras aplicaciones y conocer tu experiencia en este campo, te animo a compartirla con nosotros, aprendemos juntos…

Un saludo.

Jesús.