Riego por goteo en cultivos extensivos (2ª parte)

Lo prometido es deuda, así que aquí va el segundo artículo sobre el riego por goteo en cultivos extensivos.

En el anterior dejé dos ideas muy claras:  por un lado hay un número elevado de ventajas derivadas de la utilización de este sistema de riego y por otro, es imprescindible contar con un trabajo profesional para el diseño, proyecto y explotación para que un sistema novedoso no se vuelva contra nosotros como ya ha ocurrido con la implantación de otros sistemas de riego en ocasiones precedentes.

Una de las primeas ideas que se nos viene a todos a la cabeza tratando este tema es ¿Cómo vas a estar recogiendo y extendiendo los ramales portagoteros cuando tienes que hacer labores culturales?

Pues bien, una solución es enterrar los ramales si bién esto supone un diseño especial y más caro. El objetivo fundamental es garantizar el riego teniendo en cuenta que no vamos a ver si se produce alguna obturación.  Eso sí, nos olvidamos de las labores de extendido y recogida. Personalmente he participado en un importante proyecto de riego por goteo subterráneo (probablemente uno de los más importantes a nivel nacional) que se ejecutó en 820 ha. del olivar de Belchite (en Zaragoza). El diseño, aunque evidentemente diferente al tratarse de cultivo leñoso, ha permitido que 15 años después el sistema continúe funcionando perfectamente.

Consideraciones determinantes para la utilización del Riego subterraneo  son:

– se da la circunstancia que en el momento de la nascencia del maíz, se necesitan aplicar elevadas dosis  (que llevan asociadas duraciones de riego de 10 o más horas) para llevar el bulbo húmedo hasta la semilla y  en suelos arenosos puede ser un limitante.

– en la zona del Valle del Ebro, se debe tener en cuenta la posibilidad de que el viento cree una costra superficial en el suelo que impida a la plántula emerger. Así pues en la mayor parte de los suelos con goteo subterráneo es necesario utilizar otros sistemas de riego para garantizar la germinación.  Sí, esto supone una doble inversión.

– también se debe de vigilar los problemas derivados de posibles aplastamientos.

En el caso del Riego superficial tenemos todo lo contrario: todas las campañas nos encontramos con las labores de extendido y recogido de los ramales de riego y a cambio una menor inversión en la instalación. De cualquier manera esto no nos va a evitar las labores de mantenimiento del sistema de riego. Es necesario desaguar y limpiar los ramales con una solución de ácido nítrico o sulfúrico. Además en el caso de los goteros enterrados también se debe aplicar tratamiento de trifluralina para mantener las Una vez más se hace necesario un control preciso, en este caso, conocer la composición química del agua y realizar análisis para planificar los tratamientos. Pueden ser, de forma orientativa entre 1 y 3 por campaña.

Respecto a los materiales y a grandes rasgos podemos decir que  se suelen usar goteros integrados. Además si son goteros turbulentos, permiten caudales elevados que permiten reducir tiempos de riego en la nascencia del maíz. Tienen un coeficiente de variación de fabricación menor y son más baratos. Los goteros autocompensantes garantizan uniformidad de riego en el caso de mayores longitudes de ramales (a costa de presiones superiores en los cabezales) y desniveles  acentuados.

Desde mi punto de vista es fundamental garantizar la uniformidad del riego, con una máxima variación del 10 % entre extremos de la instalación.

Existen otras opciones como las cintas (uso anual), que disponen de goteros integrados, espesores de pocos mm, entre 0,1 y 0,4 mm. por lo que trabajan a poca presión.  Se utilizan una campaña y luego son desechables. Tienen un elevado impacto ambiental puesto que  se suelen dejar en las parcelas lo que supone una acumulación de plástico campaña tras campaña.

Algunas características, que en el caso de pequeñas explotaciones pueden suponer inversiones con un largo plazo de amortización, están relacionadas con la necesidad de trabajar con maquinaria y aperos especiales:

Es imprescindible utilizar maquinaria equipada con GPS y tecnología RTK de alta precisión para compaginar las labores con la preservación de los ramales de goteo.

La extensión de los ramales portagoteros se suele realizar con un tractor equipado con tres bobinas o tambores portaramales. La recogida se hace con un tractor equipado con un tambor de liado de ramales.

De todas maneras, la utilización de maquinaria de precisión puede llegar a permitir la realización de labores agrícolas sin necesidad de retirar y extender los ramales. Esta opción, sin duda puede ser la que tenga más visos de futuro entre las que hemos enumerado.

Respecto al diseño hay una serie de detalles muy importantes a tener en cuenta:

En el siguiente video realizado por el Sistema de Asistencia al Regante de la Junta de Andalucía se pone en evidencia la importancia de la correcta evaluación de riego por goteo para garantizar también la correcta aplicación de fertilizantes.

Foto: http://www.vidarural.es

Riego por goteo en cultivos extensivos (1ª parte)

Riego goteo en maiz

La aplicación en la agricultura de las nuevas tecnologías, la necesidad de aumentar la eficiencia en el uso del agua y los elevados costes energéticos asociados a los riegos presurizados son tres causas que están detrás de la aparición de nuevas formas de gestionar el agua en los cultivos extensivos:  la utilización del riego por goteo en cultivos extensivos como el maíz, por ejemplo, tradicionalmente aplicado en los cultivos hortícolas o intensivos.

El riego por goteo (también denominado riego localizado de alta frecuencia) crea una franja húmeda en la zona radicular del cultivo y aplica el agua y los fertilizantes con máxima eficiencia.

Las nuevas tecnologías aplicadas a las labores agrícolas (GPS) de precisión centimétrica permiten realizar labores de cultivo entre los ramales portagoteros.

La Jornada técnica “Avances en riego por goteo en cultivos extensivos” organizada por la Comunidad General de Riegos del Altoaragón el pasado 7 de noviembre puso al descubierto la potencialidad de este sistema de riego.

Las ventajas que aporta el riego localizado en cultivos extensivos decanta la balanza a su favor respecto a los inconvenientes.

–  Ahorro de agua. Con una eficiencia del 95 %, mayor incluso que el 80 % del riego por aspersión el riego por goteo se sitúa indiscutiblemente como el sistema de riego más eficiente especialmente en zonas con muchos días de viento, como el valle del Ebro.

– Uniformidad de riego, lo que también repercute en la eficiencia si consideramos el rendimiento por hectárea respecto al volumen de agua aportado.

– Ahorro de energía puesto que funciona con  menores  requerimientos de presión.

– Ahorro de fertilizantes puesto que se aplican localizadamente y de forma precisa  en la zona radicular.

– Mayores producciones como consecuencia de la gestión meticulosa de agua y fertilizantes.

– Ahorro de herbicidas al mojar únicamente la franja de cultivo y evitar proliferaciones de malas hierbas entre las líneas de cultivo.

– Entrada en producción de suelos salinos.  Según la experiencia presentada por la Oficina del Regante de Sarga, se ha conseguido un buen rendimiento en parcelas de maíz con salinidad elevada.

La creación de la franja húmeda depende principalmente de la textura y estructura del suelo, del caudal del gotero y la separación entre líneas portagoteros y entre goteros. Se hace imprescindible una gestión muy “fina” del riego y ANALIZAR  las variables que intervienen.

Como se puso de manifiesto en la jornada, la extrapolación de experiencias no es aconsejable en absoluto y es imprescindible realizar estudios de campo para conocer las características del suelo y su relación con el bulbo húmedo. La adopción de este sistema de riego hace imprescindible disponer de la información y asesoría para poder realizarlo con éxito.

No sólo durante la fase de diseño e instalación sino también durante la gestión. Es necesario controlar el contenido de humedad del suelo o del estado hídrico de la planta, por ejemplo mediante la utilización de sondas de humedad.

En el siguiente artículo entraremos en detalle de las características del diseño, inconvenientes del riego por goteo en cultivos extensivos y los diferentes sistemas.

Foto: http://www.aragonhoy.net

Competitividad y eficiencia energética. Estrategias y ayudas a la eficiencia energética en la agricultura.

https://i2.wp.com/1.bp.blogspot.com/_inXT0orJzWQ/TA5GDRZzWPI/AAAAAAAAAFA/zG2xyaF__DE/s1600/EL+CLAVO+ARDIENDO.DETALLE+2..jpg

La competitividad parece ser un clavo ardiendo al que agarrarse para intentar la supervivencia de nuestro negocio en este momento de disminución de ventas e ingresos. La disminución de costes por medio de la eficiencia en la gestión de la energía es uno de los caminos que nos puede llevar hacia la competitividad y sostenibilidad de las empresas, cooperativas,… del medio rural en general.

Llegados a este punto, nos encontramos con dos noticias, una buena y otra mala.

La buena, que desde la administración ya se han dado cuenta de esto y desde hace años están trabajando en ello y no sólo eso, sino que están apoyando económicamente para que se cumplan una serie de objetivos. La administración central ya planteó en el año 2.003 la Estrategia Española de Ahorro y Eficiencia Energética (E4) que se entrecruza con otras dos en el ámbito de la sostenibilidad: la Estrategia Española del Cambio Climático y Energía Limpia (EECCEL), y el Plan de Energías Renovables (PER)3.

Si bien la EECCEL  indica que el sector agrícola tiene un reducido peso en el total de la demanda (3,5% de los consumos energéticos finales) también reconoce que es un sector estratégico en el que las medidas de eficiencia energética pueden tener una elevada importancia en su futuro; tanto por reducir sus costes energéticos como por ayudar a la sostenibilidad del desarrollo rural.

Los planes que desarrollan la E4, el Plan  de Acción específico para el periodo 2008-2012 (PAE4 2008-2012) y el Plan de Acción 2011 – 2020 han previsto unas apoyos públicos  con  un valor medio anual (para el último plan) de 500 millones de euros, sin embargo…

…el presupuesto público del último Plan destinado al sector agrario es de 8 millones de euros, menos de la mitad respecto a los 18 millones del anterior.

Efectivamente, la mala noticia es que se reduce el presupuesto. En este momento no está nada claro que este año se convoquen las subvenciones para el uso eficiente de la energía y aprovechamiento de energías renovables.

Las Comunidades autónomas vienen firmado Convenios de colaboración con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), con objeto de llevar a cabo las medidas encaminadas a facilitar la consecución de los objetivos previstos en los Planes de Acción.  En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, mediante los convenios realizados se alcanza una financiación pública de hasta el 75 % del coste de algunas de las acciones.

Estas ayudas suponen una tremenda  oportunidad para el sector para la realización, por ejemplo, de auditorías energéticas. Este tipo de auditorías tienen como objetivo detectar posibles ineficiencias en la gestión del agua y/o de la electricidad así como de plantear soluciones (que también cuentan con apoyo de fondos públicos).

Es de esperar que la colaboración entre las CC.AA y el IDAE continúe y pueda seguir apoyando estas líneas de mejora que a la vez redundan en una mayor competitividad y sostenibilidad de nuestras explotaciones.

Foto: jagmosaicos.blogspot.com

El precio de la electricidad y como ahorrar en la facturación

La electricidad no deja de estar en las primeras páginas de los periódicos, la reforma energética y la repercusión en el consumidor de los nuevos impuestos es la última noticia referente al sector eléctrico. Las subidas de precios se mantienen desde hace ya tiempo, la última derivada del aumento del IVA.

¿Pero cuanto nos cuesta la electricidad? Pues según el BOLETÍN MENSUAL DE INDICADORES ELÉCTRICOS Y ECONÓMICOS en su apartado “Facturación por el suministro de electricidad del consumidor medio” encontramos la respuesta: depende de la tarifa contratada. Para mayor claridad mirar las interesantes tablas que mostramos más abajo.

En los contratos de baja tensión la destaca la diferencia en el precio a favor de los contratos con discriminación horaria y potencia contratada menor de 15 Kw.  O sea que para pequeños suministros puede ser interesante cambiar de tarifa, siempre y cuando las características de nuestra instalación lo permitan.

Por otro lado destaca el importante incremento de precio entre los periodos  estudiados, que suponen valores entre el 6,5 y 12,2 % para los contratos de baja y alta tensión hasta potencias de suministro hasta 36 Kv, las más habituales para consumo en domicilios y PYMES.

“Facturación por el suministro de electricidad del consumidor medio” Dic 2009 – nov 2010

http://www.cne.es/cne/doc/publicaciones/iap_indicadores-Mar2011.pdf

“Facturación por el suministro de electricidad del consumidor medio”. Jun 2009 – may 2010

Ante estos datos, que ponen de manifiesto el incremento de precios y las perspectivas que hemos comentado al principio del artículo, nos queda la opción de buscar la eficiencia y el ahorro en el consumo y en la facturación.

Lo anterior es aplicable en todos los casos, y especialmente cuanto mayor sea el consumo, como en las PYMES, explotaciones agroindustriales, explotaciones con instalaciones de bombeo como Comunidades de Regantes,…

El primer paso sería preguntarnos ¿Con quién negociar? Y ¿disponemos de la información técnica necesaria para pedir ofertas?

Puede ser importante disponer de apoyo técnico especializado para la petición de las ofertas, recepción, evaluación y comparación de ofertas y por último para el seguimiento de la facturación.

Control de Calidad en tuberías de regadíos

Estos últimos días están apareciendo en prensa diferentes noticias relacionadas con la rotura de tuberías de Poliester Reforzado con Fibra de Vidrio (P.R.F.V) en algunas obras de modernización de regadíos en Aragón.  La preocupación de las Comunidades de Regantes y agricultores ha ido en aumento al no ser averías puntuales sino, en algunos casos, todo lo contrario  al repetirse con pocos días de intervalo.

Los métodos de fabricación para los tubos de P.R.F.V son tres: mandril de avance en continuo, centrifugación y enrollamiento cruzado en continuo. Hasta donde tengo información las roturas sólo están afectando a tubos del primer tipo de fabricación: por  centrifugación.

Las tuberías plásticas en instalaciones a presión como pueden ser los regadíos pueden sufrir durante su uso algún tipo de  rotura que se puede asociar a  materiales defectuosos (defecto de fabricación o transporte en malas condiciones),  deficiente instalación (especialmente en tramos en curva, preparación del lecho de asiento de la tubería, anclajes de hormigón en codos,…) o incluso acumulaciones de aire por un llenado rápido al inicio de campaña o cierre de ventosas por un manejo inadecuado.

Para confirmar el correcto proceso de fabricación se realizan una serie de pruebas en fábrica según normas establecidas al efecto y que son bastante exigentes respecto a la resistencia a presión interna y cargas externas.  De esta manera se confirma que los materiales soportan las condiciones de funcionamiento para los que han sido proyectados.

De igual manera se realizan pruebas con las tuberías una vez instaladas para confirmar que el proceso ha sido el correcto.

Con las pruebas de fabricación e instalación suele ser suficiente para detectar los principales defectos y proceder a su subsanación antes de la puesta en servicio de las instalaciones.

Durante la explotación también puede realizarse algún tipo de maniobra incorrecta (como puede ser el cierre de válvulas o ventosas, llenado rápido de las tuberías al principio de la campaña) que también llevan asociada la rotura. Ahora bien estas roturas son puntuales, debidas a acumulaciones de aire o efecto succión y no parece que tenga nada que ver con las roturas que están ocurriendo de forma repetida.

Así pues, si el control se ha ido realizando y se ha superado de manera satisfactoria quedaría recurrir a la trazabilidad de los materiales en fábrica y en montaje para intentar identificar los lotes defectuosos.

Parece ser que todas las partes implicadas están trabajando para identificar la posible causa de estas roturas, aunque de momento no parece que sea fácil dar con ella al haberse superado todos las pruebas  de control de calidad habituales.

Ahorrar electricidad en redes de riego y Comunidad de Regantes: ¿cuales son los principales equipos a utilizar?

Variadores de velocidad y arrancadores progresivos son los elementos más utilizados en la industria y otras instalaciones con equipos electromecánicos (bombas) pero ¿qué aportan estos equipos electrónicos?

Estos equipos controlan los motores, reduciendo el consumo y alargando la vida de los equipos.

En el caso de los arrancadores progresivos se consigue una puesta en presión progresiva del fluido en la canalización. De esta manera reducen pico de intensidad que el motor demanda en el arranque (3.5 veces la nominal)  frente a 9 veces la nominal que el motor demanda sin este dispositivo).

Con  este arranque (y parada) progresivo se minimizan los efectos producidos por golpes y vibraciones, sobre todo reducción de los golpes de ariete y de válvulas (en presencia de la red eléctrica).  Por tanto se disminuye la  fatiga de las tuberías con la disminución de los fenómenos de depresión y sobrepresión.

Los variadores de velocidad gestionan  la carga de trabajo de las bombas ajustando el punto de funcionamiento modificando la velocidad del motor y actuando sobre las bombas para aportar el caudal demandado en cada momento a la presión requerida con el mínimo consumo de energía.

La principal  ventaja que presenta es el ahorro en potencia activa y reactiva. La potencia es proporcional al cubo de la disminución de la frecuencia.  La Potencia es proporcional a (N/Nn)3

Por ejemplo, reducir la velocidad de una bomba al 80% solamente requiere el 64% del par (0,8 × 0,8). Y esto no es todo: para producir el 64% del par sólo se requiere el 51% de la potencia (0,64 × 0,8), debido a que el requerimiento de potencia se reduce en el mismo sentido.

Cuando el caudal baja de determinados valores, el rendimiento que se consigue con el variador de velocidad está en torno al 40 %. Es superior al rto que se consigue a velocidad fija, pero es un rendimiento bajo. El variador puede mejorar la eficiencia respecto al funcionamiento de la bomba sin él, pero no consigue que la eficiencia sea alta para todo el rango de caudal. Así pues, para caudales significativamente por debajo del punto de funcionamiento óptimo de la bomba tenemos que pensar en otras soluciones, como equipos independientes.

Estos equipos pueden ser una buena solución para ahorrar electricidad en instalaciones con equipos de bombeo.

Un análisis de la facturación actual así como de las características técnicas de los equipos nos permitirán realizar el estudio técnico económico y analizar su viabilidad. En esto consiste una parte de las denominadas auditorías energéticas.

¿Por donde empezar para ahorrar en el consumo energético de nuestra explotación, Comunidad de regantes, agroindustria,…?

Pues por el principio. Es fundamental que en la fase de diseño, durante la redacción del proyecto, se tenga muy en cuenta la gestión  de los equipos  con suministro eléctrico que se están proyectando.

Por ejemplo, tendremos que elegir entre diferentes tipologías de equipos de bombeo con diferentes rendimientos y eficiencias en función de las cuales estimaremos los costes energéticos de explotación.

Estas previsiones aparecerán, por un lado,  en el  anejo de costes energéticos,  y por otro lado en el análisis de viabilidad del negocio.

Vamos a contar por tanto con unos datos de inestimable valor y que nos van a servir como datos objetivo de referencia  para hacer seguimiento futuro de costes y estudiar desviaciones.

Por otro lado, si nos encontramos ante explotaciones agroindustriales, sistemas de riego colectivo presurizado,…  es decir ante instalaciones con una demanda energética elevada (cientos de kilovatios instalados),  va  a ser de vital  importancia disponer de información, para analizar al final de la campaña y tomar  decisiones.

Es importante apostar por incluir en el proyecto dispositivos electrónicos que nos  faciliten  la información de cómo están comportándose los equipos y si están cumpliendo con los parámetros de diseño. De esta manera podremos tomar las decisiones de manera objetiva.

Hace un tiempo la instalación de estos equipos contaba con el hándicap de que el personal encargado de la gestión no estaba preparado ni formado para su manejo. Actualmente el personal de mantenimiento propio puede acceder a cursos de formación para este tipo de equipos y capacitarse sin ningún tipo de problemas. Además las interfaces  tienden a ser bastante amigables y “comprensibles” desde un punto de vista no altamente cualificado.

Por otro lado los equipos son cada vez más robustos y permiten su instalación a la intemperie o en sencillas edificaciones que no son más que cuatro paredes en medio de territorios bastante inhóspitos.

Algunas ventajas de los equipos electrónicos es que aumentan  la vida útil de los equipos que comandan. Por ejemplo los arrancadores progresivos  o  variadores de velocidad.

Los analizadores de redes, además, nos van a informar de la potencia consumida, horas de funcionamiento, tensión de entrada, factor de potencia, armónicos,…

También el Telecontrol de los sistemas de abastecimiento de agua y redes de riego colectivas nos permiten hacer un  seguimiento del consumo agua y periodo de consumo.

Así pues, el correcto dimensionamiento teniendo en cuenta la gestión de los equipos en relación al coste energético es uno de los aspectos más relevantes para  ahorrar en el consumo energético de nuestra explotación.

El otro aspecto que considero relevante es disponer de los elementos necesarios para monitorizar las instalaciones y poder conocer como están funcionando. De esta manera podremos detectar la “enfermedad” lo antes posible y recurrir al médico-ingeniero disponiendo de toda la información para la toma de decisiones.

¿Que es el Bienestar animal en el sector porcino? Se nos acaba el tiempo para su adaptación.

Mucho se ha escrito y discutido ultimamente acerca del bienestar animal y su aplicación en las granjas españolas.  Según la Wikipedia, el bienestar de los animales es el punto de vista que afirma que es moralmente aceptable para los humanos  el poseer y usar animales para comida, vestimenta y entretenimiento, siempre que el sufrimiento innecesario sea evitado.  Como esta definición deja márgen más que amplio para la interpretación voy a centrarme en la normativa europea (del sector porcino) y en su aplicación objetiva  a las explotaciones.

El RD 1135/2002 es el resultado de la incorporación a la normativa española de la  Directiva 2001/88/CE, de 23 de octubre de 2001 establece los requisitos mínimos que han de cumplir las granjas de porcino y además  fija un calendario de aplicación de los mismos, siendo de obligado cumplimiento para las explotaciones que se  construyan a partir del  2003 o las explotaciones existentes que hayan sufrido una reforma y para todas las explotaciones a partir del 1 de enero de 2013,  es decir se nos acaba el tiempo para adecuar las explotaciones a la ley del  bienestar animal.

Destaco los puntos más importantes que marca el RD dejando de lado la controversia aparecida en algunos medios de comunicación recientemente. No entro por tanto a discutir si es el mejor momento para aplicar modificaciones en las explotaciones o si ha habido suficiente tiempo para aplicarlas.

La  gran característica de este Real Decreto hace referencia a las condiciones de cría en las explotaciones de porcino, concretamente obliga al mantenimiento tanto de las cerdas gestantes como las cerdas jóvenes gestantes en grupos desde las cuatro semanas después de la cubrición hasta una antes del parto.

Concretamente las condiciones hacen referencia a:

Superficie de suelo libre (SSL): superficie a libre disposición de los animales carente de obstáculos que impidan su movimiento. Para el cálculo de SSL es necesario tener en cuenta el número de animales en cada grupo.

Cerda (de 2 a 5 animales) 2,48 m2

Cerda (de 6 a 39 animales) 2,25 m2

Cerda (40 o más animales) 2,03 m2

Cerda joven (de 2 a 5) 1,81 m2

Cerda joven (de 6 a 39) 1,64 m2

Cerda joven (40 o más animales) 1,48 m2

Además de la SSL no hay que olvidar que el RD también indica las dimensiones de los alojamientos, los lados del recinto donde se alojen medirán más de 2,8 m de lado cuando se críen en grupos de 6 o más individuos y en el caso de criarse en grupos de 2 a 5 individuos, los lados del recinto deben ser mayores de 2,4 m.

Una parte de la superficie del suelo libre debe ser suelo continuo compacto (SCC) y debe contener  menos de un 15% de aberturas de drenaje.  Este suelo continuo compacto será como mínimo 1,3 m2/cerda y de 0,95 m2/cerda joven, independientemente del tamaño del grupo. El resto de la superficie del recinto, en caso de ser emparrillado de hormigón, debe cumplir que la anchura de las vigas de la rejilla sea, como mínimo, de 80 mm y la abertura entre vigas sea de un máximo de 20 mm.

Éstas son las principales características a las que deben adaptarse las explotaciones de cerdas según la normativa sobre bienestar animal de la Unión Europea.

Si necesitas adaptar tu explotación a la ley del bienestar animal y te puedo ayudar no dudes en ponerte en contacto conmigo.

jesolles@gmail.com

Pildoras para la eficiencia: ahorro energético.

La eficiencia energética (o ahorro energético) en todos los procesos es uno de los aspectos más importantes para conseguir explotaciones viables y rentables.

Los costes de explotación dependientes de la energía han ido aumentando de manera constante durante los últimos años.  Por otro lado, el mercado eléctrico también ha sido objeto de cambios normativos que afectan a la contratación, por un lado, y al dimensionado y gestión de las instalaciones.

Por estas razones conviene:

– Establecer objetivos respecto al consumo de energía y hacer un seguimiento de estos objetivos.

– Adecuar el contrato con la compañía comercializadora, de acuerdo con la gestión de las instalaciones teniendo en cuenta los periodos de máximo consumo.

– Renovarlo periodicamente aprovechando la liberalización del mercado, solicitando varias ofertas.  Para ello se hace imprescindible:  disponer de la información técnica necesaria, la petición de las ofertas al mayor número posible de empresas comercializadoras (en función de la potencia y del coste recomendamos  solicitar hasta unas 10 ofertas) y, por último, la recepción, evaluación y comparación de ofertas de forma uniforme.

– Analizar costes energéticos comprobando la facturación respecto a los objetivos establecidos y que no hay errores en la facturación, excesos de potencia,  energía reactiva,…

– Estudiar la posibilidad de aprovechar los equipos electrónicos para conseguir ahorro energético: variadores de velocidad, baterías de condensadores,…

– Posibilidad de acogerse a ayudas y subvenciones relacionadas con el Ahorro y Eficiencia  energética .

El ahorro energético que se puede obtener no es de ninguna manera despreciable, algunos datos señalan que se pueden conseguir (por ejemplo en instalaciones de Comunidades de regantes se han alcanzado ahorros de hasta el 30 %).