¿Cómo explicar la volatilidad de los precios de los cereales?

Publicado: 18 de noviembre de 2016 en DESARROLLO RURAL
Etiquetas:, , ,

images

En un mercado globalizado, el precio de los cereales está influenciado por muchos factores cuyos efectos se pueden sumar o neutralizar. El peso de estos factores varía según las condiciones del momento.

El precio de un producto en un momento dado refleja el equilibrio entre la oferta y la demanda para abastecer un mercado.

En general, el suministro de cereales está constituido por la cosecha anual de los países, estando la cantidad y calidad de la misma influenciadas principalmente por el clima. Con millones de agricultores por todo el mundo la producción está muy fragmentada. Las estrategias de éstos están influenciados por factores locales muy variables entre las zonas de producción.

Enfrente, la demanda es un factor que se ajusta  poco a la producción de cereal. Las variaciones anuales son posibles, pero en general la demanda mundial está aumentando, en línea con el crecimiento demográfico.

Las necesidades de cereales para usos no alimentarios (biocombustibles, bioquímica) resultan ser, en función del período, factores de equilibrio de mercado o, por el contrario, de amplificación del desequilibrio.

Las cantidades de cereales producidos pueden variar significativamente de un año a otro y, por lo tanto, pueden ser  mayores o menores que la demanda. Los stocks hacen de efecto “tampon” o “amortiguador” entre la oferta y la demanda.

La calidad de los cultivos también varía de acuerdo con las condiciones anuales y también entra en juego. Los criterios de calidad son la base para acceder a los mercados, especialmente en la exportación en base a las especificaciones concretas en función de las exisgencias de los clientes en destino (50% de trigo francés se exporta).

Mercados sensibles con ligeras variaciones de producción.

La separación geográfica de las zonas de producción y consumo de grano genera los intercambios comerciales y como consecuencia es el origen de la existencia de los precios mundiales. Pero los volúmenes de operaciones internacionales representan menos del 20% de la producción mundial. Por lo tanto, una pequeña variación de esta última puede tener un impacto significativo en el comercio internacional.

En los países productores que favorecen el aprovisionamiento de sus mercados nacionales cualquier disminución en la producción conduce mecánicamente a disminución de los suministros exportables. Esto puede dar lugar a precios más altos si las existencias globales no pueden compensar esto, o si aumenta la demanda mundial.

El año 2010 ilustra este fenómeno. Una fuerte caída en la producción de trigo en Rusia (-20 millones de toneladas) llevó a las autoridades rusas a abastecer el mercado interno a través de la prohibición de las exportaciones. En una producción global de 650 millones de toneladas de trigo, la producción de Rusia representa sólo un pequeño porcentaje. Pero las 15 Millones de toneladas generalmente proporcionadas por Rusia tuvieron un peso mucho mayor en proporción con el total del  comercio mundial de trigo, que luego ascendió a 130 Mt. De ahí el aumento de los precios registrados en el verano de 2010.

Factores externos cada vez más influyentes

La volatilidad es sinónimo de mayor interés para los inversores extranjeros en busca de beneficios potencialmente mayores. Los mercados agrícolas, como la mayoría de los sectores de la economía, están así influenciados por la “financiarización”  que acentúa los efectos de la volatilidad de los precios.

El comercio mundial de mercancías pesa sobre los tipos de cambio y el valor de las monedas, de acuerdo con el estado de las economías de los países que las emiten. Así, en 2015, el precio del maíz en el dólar cayó en el mercado mundial debido al record en  la producción y en los stocks. Pero como el valor del euro cayó respecto al dólar, el precio del trigo pagado a los agricultores en euros se redujo en menor medida. Una revalorización del euro hubiera provocado el efecto contrario. Francia, un exportador neto de trigo, se enfrenta directamente con los precios mundiales en dólares, sobre todo porque los mecanismos de regulación de precios de la Unión Europea se han reducido considerablemente en los últimos años.

Las decisiones geopolíticas son también un factor de influencia importante en los mercados de cereales, sobre todo si son controlados por el estado, como en los países mediterráneos. Por último, los costes de transporte afectan directamente a los precios pagados a los productores. Con los costes históricamente bajos, los mercados de los países exportadores se amplían. La evolución de los precios de transporte marítimo se relaciona con el petróleo, la disponibilidad de los barcos o la intensidad del comercio de materias primas (petróleo, minerales, cereales …).

La mayor  variabilidad de precios desde 2006

Hasta 2006, las existencias mundiales de cereales eran suficientes  para absorber las variaciones de la producción y asegurar su papel “tampón” entre la oferta y la demanda. La campaña 2006-2007, que se caracterizó por una fuerte disminución de las existencias y de producción de grano, junto con el aumento de la demanda mundial, marcó el comienzo de una mayor volatilidad de los precios agrícolas. La disminución de la producción en los países importadores, el crecimiento demográfico y el cambio de patrones de consumo acentúan el comercio internacional de grano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s